Suena el despertador y en muchas casas empieza el estrés, las prisas, el reloj que corre muy deprisa y el querer llegar a tiempo para entrar al cole y a nuestro trabajo hace que en muchos hogares se empiece el día a la carrera.

Es verdad que la vida que llevamos actualmente está llena de horarios, contratiempos, en constante movimiento y que nuestros hijos van a otro ritmo, el suyo, y compaginar ambas cosas en muchos momentos parece misión imposible.

Mi objetivo hoy es darte algunas pautas que te ayuden a llevar las mañanas de una manera algo más tranquila, adelantándote a las situaciones, para que el resultado sea diferente.

Las sugerencias que te daré a continuación las puedes utilizar durante la semana escolar / laboral, luego, en el fin de semana, aprendamos de ellos, de su plena atención a las cosas, de disfrutar de cada momento (en esto ellos son especialistas) dejemos las prisas de lado, aprovechemos y sintámonos agradecidos de poder estar con nuestra familia, que es lo que nos llenará de alegría a nosotros y a ellos.

Aquí van las recomendaciones:

– Deja las cosas preparadas el día anterior, ropa, mochila para tu peque, tus cosas… El dejar la mayor parte de las cosas hechas el día antes te ayudará a ganar tiempo por la mañana.

– Te invito a que te levantes 5 minutos antes, a veces sólo con poner el despertador un poco antes hace que tú vayas más tranquila y esa calma la transmitas a tu hijo.

– Conecta contigo, con tu peque y con el día que empieza.

Puedes conectar contigo preguntándote: ¿Cómo me encuentro hoy?
Te dará información sobre ti, en función de tu estado podrás organizar tu día para llevarlo de la mejor manera posible.

Los días que me levanto cansada sé que voy a necesitar hacer pocas actividades por la tarde, que necesitaré ayuda, ya que si no con poco puede que salte o me estrese, a veces, con tomar consciencia es suficiente para levantarme mejor al día siguiente. En cambio, si me levanto con mucha energía sé que podré hacer muchas cosas con mi hija, que estaré más relajada y que podré darle herramientas para que aprenda a llevar mejor sus frustraciones.

– Póntelo fácil, prueba a dejar los aprendizajes para otro momento, por ejemplo, si tu hijo está dormidísimo y quiere que le pongas tú la ropa, puedes concedérselo y en el fin de semana dedicar las mañanas a que lo haga él, en un ambiente más relajado le será más fácil aprender que si vamos con prisas.

– Conecta con tu peque, te sugiero que le observes y le prestes atención a lo que necesita por las mañanas.

En nuestro caso, Marta por la mañana nada más levantarse pide leche y luego antes de vestirse del todo quiere elegir el muñeco que se llevará al centro donde va. Antes de darme cuenta de eso el vestirse era un auténtico infierno, lloraba, no quería vestirse,  y al preguntarle, ¿qué necesitas hacer antes de vestirte? Me dijo: “elegir un muñeco para la Mariposa ( de Edinfa )”, ahora antes de ponerse la camiseta y la chaqueta elige el muñeco y termina de vestirse tan contenta. Se trata de conectar con lo que quiere o necesita y negociar.

– Utiliza un reloj para mostrarle que el tiempo va pasando y que cuando la aguja llegue a…tendréis que estar listos para salir. El reloj de arena le puede ayudar para que haga sus cosas, vestirse, desayunar, lavarse los dientes en el tiempo que decidas ( hay de varios tiempos :1, 3, 5  minutos ). Lo puedes usar como un juego para que vaya siguiendo las rutinas mañaneras.

– Conecta con el día, nosotras miramos por la ventana para ver qué día se presenta, frío, sol, lluvia.
Nosotras lo hacemos cuando salimos a la calle, de camino al centro al que va por la mañana.

–  Dile qué día de la semana es, le servirá para centrarse y saber lo que le toca. Anticiparle las actividades del día les da seguridad y les centra.

En casa utilizamos el calendario con pinzas  de 3-macarrons.
Nosotros solemos verlo por la noche, decimos lo que hemos hecho durante el día y lo que hará al día siguiente.
Por ejemplo, ayer fue lunes y tuvo clase de música, hoy es martes y tenemos cumpleaños de su amigo Dani, día a día vas cambiando la pinza de casillero y así va viendo la evolución de la semana.
Abajo puedes descargarte el calendario imprimible gratuito.
¡Gracias a 3macarrons por este regalo! 😉

http://3macarrons.com/calendario-lineal-anual-imprimible-gratis/

– Crea un ritual de despedida, si va a algún sitio, madre de día, centro, guardería, cole, podéis despediros con una canción, un abrazo especial, un beso diferente.
Nosotras hacemos el Muka-Muka, que es juntar nuestras narices y decir a la vez: “ Muka-Muka”, es nuestro código de beso en familia.

Te invito a que lo pruebes y me cuentes qué notas cuando conectas contigo y con tu hijo. Recuerda que cada uno somos diferentes y que el conocer a tu hijo te dará la clave para conectar con él, saber qué quiere y qué necesita.
Ser flexibles y adecuar estas sugerencias a tu familia te servirá para empezar el día de otra manera.

Si quieres que te asesore de manera personalizada solo tienes que escribirme a info@patriciacoach.com y realizar tu consulta.

Un abrazo
Patricia Coach